Mysore Yoga Shala

Mysore, India © Myrna González

Inicio:
Vande gurunam charanaravinde sandarashita svatma sukhavabodhe |
nihshreyase jangalikayamane samsara halahala mohashantyai ||

abahu purushakaram shankhacakrasi dharinam |

sahasra sirasam svetam pranamami patanjalim ||


Rezo a los pies del loto del guru supremo que enseña su saber,  despertando la gran alegría del Ser revelado,  que actúa como médico de la jungla capaz de eliminar el veneno de la ignorancia  de esta existencia condicionada.

Ante Patanjali, encarnación de Adisea, que con su color blanco,  mil cabezas radiantes (en forma de serpiente divina Ananta) y su aspecto humano a partir de los hombros, empuña la espada de la discriminación, junto a una rueda de fuego que simboliza el tiempo infinito y  una caracola que representa para él, el sonido divino.  Ante él me postro.

Final:
Svastiprajabhyah paripalayantam nyayena margena mahim mahisah |
gobramanebhyah subhamastu nityam lokah samastah sukinobhavantu ||

Gloria a la prosperidad, que los gobernantes guíen el mundo con ley y justicia. Que todas las cosas sagradas gocen de protección, y que los habitantes del mundo sean felices y libres.